MIEDOS

A menudo tendemos a pensar que nuestro perro es asustadizo o miedoso sin más, le colocamos esa etiqueta de por vida. Pero si nosotros tuviéramos mucho miedo de algo, y nadie hablara nuestro idioma para podernos explicar que eso que nos asusta no entraña ningún peligro y así poder superarlo… ¿ acaso no seriamos “miedosos de por vida”?
El miedo es una respuesta adaptativa de muchos seres vivos, que hace que el individuo se aleje de aquello que parece un peligro y así aumente sus posibilidades de supervivencia. Es algo natural y necesario en cualquier ser vivo.


Cuando un perro tiene miedo se observan cambios en su manera natural de actuar, los mas claros son temblores, esconder el rabo entre las patas y arquear el lomo, bajar las orejas y la cabeza… pero existen muchos otros como la hipersalivación, hiperventilación, músculos agarrotados, erizamiento del pelo del lomo (en la zona del cuello), micción y defecación, agresividad.


Existen dos tipos de miedo: los naturales y los aprendidos. Los naturales son aquellos que poseemos de manera innata que hace aumentar la supervivencia de una especie, alejando al individuo de peligros o agentes nocivos. Tanto perros como personas poseen una respuesta de miedo ante un ruido seco, un estruendo, una situación de riesgo( estar en un lugar elevado de donde podamos caer), un lugar desconocido u hostil, un animal o persona amenazante o agresiva… es necesaria esta pequeña “alarma” que nos advierta que ciertos lugares y animales o personas nos pueden representar un peligro, y sintamos miedo para huir de ello.


Los miedos aprendidos son aquellos que tienen asociadas una situación negativa al agente que produce el miedo, de manera que los miedos dejan de ser a alarma sana y natural del organismo para transformarse en fobia canalizada a agentes concretos. En estos tipos de miedos al animal se le ha “enseñado” involuntariamente a tener miedo de algo, bien sea porque se le ha reforzado la conducta, por castigos inapropiados, por repetidas experiencias traumáticas.

 

 

Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada como . Agrega a marcadores el enlace: permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *