Txaka

Txaka

Al cambiar de domicilio, nuestra perrita ladraba cada vez que se quedaba sola, y eso se convirtió en un problema tanto para nosotros como para la comunidad de vecinos. No sabíamos que podíamos hacer ni como tratarla para que dejara de hacerlo.
Muy agobiados por ello, un día acudí a Xila’s boutique y conocí a Sonia. Ella me recomendó hacer una clase de educación canina, así que quedamos un día, vino a nuestra casa y rápidamente diagnosticó el problema de nuestro perro.
Fue algo increíble, ya que nos hizo entender que el problema no lo tenia nuestra perrita si no nosotros, simplemente con un cambio de actitud nos ayudó a tratar este problema que tanto nos agobiaba y lo más importante para nosotros: hacia sentir bien a nuestra perrita, reforzaba cada acción positiva que hacia y en todo momento el perro estaba contento.
Lo que realmente fue alucinante es que en sólo dos días siguiendo todas sus pautas, comenzamos a ver los resultados de sus clases, y en tan solo unos días mas, Txaka dejó de ladrar cada vez que se quedaba solita.
La verdad es que nos quedamos muy sorprendidos con sus clases, y cada vez que nuestra perrita ve a Sonia la saluda euforicamente, cosa que demuestra que el perro tiene muy buen recuerdo de ella.
Recomendaría a todas las personas que tengan algún problema con sus perros que hablara con Sonia, ya es una autentica profesional, trata los problemas de los animales con refuerzo positivo, el perro disfruta siendo educado y el resultado es muy satisfactorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *